Cómo funciona una cooperativa

Cómo funciona una cooperativa

Una cooperativa es una empresa formada por personas (físicas o jurídicas) que participan voluntariamente en una empresa de propiedad conjunta y controlada democráticamente para satisfacer necesidades y aspiraciones económicas, sociales y culturales comunes.

Debe estar formada por al menos dos miembros y dedicarse a actividades cooperativas adecuadas a la naturaleza de la cooperativa. [No obstante, las cooperativas de consumidores y usuarios y las cooperativas de tipo II deben tener al menos 10 socios naturales].

En el plazo de cinco años desde su constitución, las cooperativas constituidas inicialmente con dos socios, salvo las temporales, deberán admitir un tercer socio de acuerdo con lo establecido en la Ley de Cooperativas; transcurrido el quinto año, la admisión del tercer socio deberá ser comunicada y certificada por el Registro General de Cooperativas, y en caso contrario, la cooperativa deberá disolverse.

Las cooperativas de tipo II deben estar formadas por al menos dos personas jurídicas, de las cuales al menos una debe ser una cooperativa activa.

Tipo de cooperativa en función del tipo de actividad a realizar

Cómo funciona una cooperativa
  • Cooperativas agrícolas.
  • Cooperativas marítimas, cooperativas de navegación interior, cooperativas marítimas.
  • Cooperativas de seguros
  • Cooperativas de consumidores y usuarios
  • Cooperativas de crédito
  • Cooperativas de enseñanza
  • Cooperativas de vivienda
  • Cooperativas sanitarias
  • Cooperativas de servicios
  • Cooperativas de trabajadores
  • Cooperativas generales

Valores cooperativos

Los principios y valores del cooperativismo son la afiliación voluntaria y abierta, la gestión democrática por parte de los socios, la participación económica de los socios, la autonomía e independencia, la educación, formación e información, la cooperación entre cooperativas y la ausencia de ánimo de lucro.

Quizás te interesa:Ley de cooperativas andaluzasLey de cooperativas andaluzas

Las cooperativas son sociedades que difieren en algunos aspectos de los modelos más comunes de organización empresarial, como las sociedades anónimas y las sociedades de responsabilidad limitada. La principal diferencia de una cooperativa es que está formada por personas que han decidido unirse y que forman entre todos por igual la organización resultante.

Una sociedad cooperativa, al ser una sociedad con fines empresariales, debe tener estatutos. Los estatutos deben contener el nombre y la naturaleza de la sociedad, el domicilio social, la duración prevista de la sociedad y la finalidad para la que se constituye la sociedad cooperativa. El capital social mínimo, las aportaciones mínimas de los socios a ese capital social y las normas de distribución de pérdidas o beneficios son otros puntos que deben figurar en los estatutos. De las cuestiones planteadas se desprende claramente que se trata de un grupo de personas que intentan vender un producto o servicio. En última instancia, el propósito de una cooperativa es llevar a cabo negocios, por lo que estas cuestiones deben abordarse de la misma manera que para una empresa "normal". En efecto.

Obligaciones en las cooperativas

Cómo funciona una cooperativa

De ello se deduce que los socios de una cooperativa están sujetos a una serie de obligaciones que van más allá de las prescritas por la ley. Por ejemplo, una cooperativa debe inscribirse en el registro de cooperativas en un plazo máximo de dos meses desde su creación. Para ello, debe celebrar una asamblea general, elegir un secretario y un presidente y declarar su aprobación de los estatutos elaborados. La cuestión más importante con este tipo de empresa es el cumplimiento de las "normas internas" de una cooperativa. Por tanto, la ley establece que se puede constituir una cooperativa sin necesidad de dicha asamblea. Por lo tanto, se puede registrar una nueva cooperativa presentando un acta firmada por los fundadores de la organización empresarial recién creada.

Diferencias entre cooperativas y empresas

La principal diferencia viene determinada por la propiedad de la organización. En una cooperativa todos los socios son propietarios, mientras que en una empresa son accionistas. ¿Cuáles son las consecuencias? En primer lugar, los trabajadores de la cooperativa son los propietarios de la propia actividad, es decir, son propietarios del rendimiento de sus participaciones, ya sea positivo o negativo.

Así pues, en el caso de una sociedad anónima, la responsabilidad recae en el consejo de administración y no en los trabajadores contratados para una determinada actividad. Así, cuando la empresa obtiene beneficios, éstos van a parar a la propia empresa y luego a los accionistas. En una cooperativa, los beneficios se distribuyen a partes iguales entre todos los cuasisocios.

Quizás te interesa:Sociedad colectiva responsabilidad de los sociosSociedad colectiva responsabilidad de los socios

Si quieres conocer otros artículos parecidos a Cómo funciona una cooperativa puedes visitar la categoría Cooperativa Sociedad Colectivo.

Resumen

José

¡Bienvenido a mi humilde blog! Soy José, empresario y novato escritor. Estudié ADE y después de años trabajando voy a intentar compartir mi conocimiento con todos vosotros. Si necesitas consejos y experiencias sobre este mundillo, no dudes en leerme.

Mas artículos:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir