Cuadro de mando en ingles

Hoy en día, todas las empresas disponen de diversos recursos digitales. Si antes contaban con sitios web corporativos, sitios web de productos y blogs, hoy disponen de toda una gama de activos digitales, incluidos múltiples perfiles en redes sociales, micrositios publicitarios y aplicaciones móviles. Para aprovechar al máximo estos recursos, se necesita un cuadro de mandos que capture y analice el uso de los recursos y cree métricas de tráfico que muestren de un vistazo posibles errores, cuellos de botella y actividad inusual en los canales corporativos.

Esta tarea no es tan sencilla como parece. El uso de herramientas de visualización de activos capaces de integrar distintos formatos (API, FTP, correo electrónico, CSV) puede agilizar el seguimiento, el análisis y la mejora de los indicadores de rendimiento.

Sin embargo, este gestor de activos digitales también debería incluir un mecanismo de alerta para evitar dedicar demasiado tiempo a la supervisión de los activos digitales. Las alertas informan de las anomalías en tiempo real o con el menor retraso posible para acelerar la resolución de incidentes. Por ello, es fundamental implantar un cuadro de mando de activos digitales que incluya este sistema de alertas para determinar el valor de los activos gestionados: si son accesibles para los usuarios autorizados, si cumplen los requisitos del solicitante y qué prioridad debe dárseles

Además, los activos digitales no son elementos aislados, sino que están interrelacionados para alcanzar objetivos comunes. Al igual que el Cuadro de Mando Global gestiona los indicadores clave de cada activo, es importante hacer un seguimiento de las interrelaciones entre los activos digitales y examinar su impacto en los resultados finales obtenidos.

Todas las organizaciones deben tener claras sus necesidades y reconocer que mantener activos que no contribuyen demasiado a los objetivos generales de la empresa es un derroche innecesario de recursos. Existen tres opciones para gestionar los activos digitales: centralizada, colaborativa e híbrida. La gestión centralizada suele utilizarse en organizaciones grandes y completas. La gestión federada consta de múltiples nodos, comunidades y organizaciones, cada uno con sus propios requisitos. La administración híbrida es una combinación de las anteriores y puede aprovechar las ventajas de ambas.

Quizás te interesa:Cuadro de mando ejemplosCuadro de mando ejemplos

En este sentido, existe una plataforma que ofrece un conjunto de servicios destinados a gestionar estos activos digitales de forma software-as-a-service. De este modo, es posible integrar los programas en los sistemas informáticos de una organización o interactuar con todos o parte de los servicios. Este enfoque es flexible y fiable para cualquier organización. Estas plataformas también pueden simplificar la gestión de los activos digitales y mejorar la centralización de los presupuestos y la información técnica sobre este material digital en una única plataforma.

En definitiva, la gestión de activos digitales cada vez ocupa más espacio en la sala de juntas de cualquier organización y cumple una importante función muy valorada por los responsables de TI: controlar los recursos corporativos y garantizar el acceso adecuado a los activos con total seguridad y fiabilidad.

Teresa Moreno, Jefa de Equipo ITSM.

El Cuadro de Mando Integral es una herramienta de gestión que resume los indicadores clave de rendimiento (KPI) de una organización y ofrece a los responsables de la toma de decisiones una rápida visión general de los mismos.

Esta herramienta, creada como una especie de modelo de gestión, apoya la gestión de los procesos empresariales proporcionando información periódica y facilita la toma de decisiones oportunas al conocer el nivel de consecución de los objetivos previamente fijados mediante indicadores de gestión.

Quizás te interesa:Cuadro de mando integral ejemplo indicadoresCuadro de mando integral ejemplo indicadores

Qué quiere conseguir introduciendo este tipo de Cuadro de Mando Integral.

1) Establecer y desarrollar una estrategia empresarial con objetivos claros e indicadores para medir el cumplimiento de dichos objetivos.

2) Alinear los recursos humanos de la empresa con su estrategia.

(3) Realizar un seguimiento de los datos y proporcionar información sobre la situación de la empresa.

(4) Facilitar la comunicación de indicadores y objetivos.

5) Obtener información relevante para la toma de decisiones.

En cuanto al cuadro de mando, se sugiere contemplar la organización desde cuatro perspectivas.

  • - Finanzas.
  • - Comercial (o cliente).
  • - Proceso.
  • - y "Recursos y aprendizaje".

Una de ellas se basa en la contabilidad empresarial, que es un indicador financiero que muestra el pasado de la empresa. La razón es que la contabilidad no es inmediata y obliga a cerrar para garantizar la agregación y coherencia de la información. Desde este punto de vista, engloba las necesidades de los accionistas: la realización del valor para el accionista a través de los beneficios, los resultados económicos, el desarrollo y la rentabilidad de la empresa.

La segunda perspectiva se basa en conseguir clientes fieles y satisfechos, por lo que aquí se miden las relaciones con los clientes y las expectativas empresariales. Dentro de este grupo, la atención se centra en los procesos más importantes y satisfactorios para el cliente, con el objetivo de añadir valor a través de la investigación e integrarlo en la propuesta de valor.

Conocer a los clientes y los procesos que crean más valor es fundamental para la prosperidad financiera. Esto se debe a que gran parte del éxito financiero se basa en el aumento de las ventas, y en éstas influyen los clientes que compran una y otra vez porque prefieren los productos que las empresas han desarrollado teniendo en cuenta las preferencias de sus clientes.

La tercera perspectiva es la de los procesos, que analiza la adecuación de los procesos internos para mejorar la satisfacción del cliente y el éxito financiero. Para poner en marcha este proceso, se analizan los procesos internos desde una perspectiva empresarial y se definen de antemano los procesos clave de la cadena de valor.

Por último, está la perspectiva de los recursos, cuyo objetivo es optimizar los recursos de que dispone la empresa y alinearlos con la estrategia propuesta para mejorar los resultados de la empresa en términos de productividad y, por tanto, también los aspectos financieros. Así pues, todas estas perspectivas están estrechamente vinculadas y todas pretenden aumentar los beneficios financieros, por lo que las tres últimas también se denominan beneficios financieros.

Esta herramienta permite crear entre 30 y 40 indicadores clave de rendimiento por área para gestionar todos los departamentos de la organización e identificar los puntos de mejora más importantes.

Otros métodos de interés
    Herramientas de planificación
    Herramientas de evaluación y gestión
    Herramientas de mejora
    Otras herramientas

Si quieres conocer otros artículos parecidos a Cuadro de mando en ingles puedes visitar la categoría Cuadro Mando.

Resumen

José

¡Bienvenido a mi humilde blog! Soy José, empresario y novato escritor. Estudié ADE y después de años trabajando voy a intentar compartir mi conocimiento con todos vosotros. Si necesitas consejos y experiencias sobre este mundillo, no dudes en leerme.

Mas artículos:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir