Definición de contrato de trabajo

Definición de contrato de trabajo

El contrato de trabajo es un instrumento fundamental para el buen funcionamiento del mercado laboral. Establece las condiciones en las que un trabajador debe realizar determinadas tareas que le asigna el empresario. El contrato de trabajo regula los derechos y obligaciones de las partes y es una prueba esencial cuando se lleva ante un juez un incumplimiento o un desacuerdo.

El contrato de trabajo se caracteriza por lo siguiente Puede adoptar formas muy diversas, pero todas tienen elementos esenciales.

  • Identificación de las partes: Apellidos, nombre, dirección y documentos de identidad de las partes.
  • Fecha de inicio y duración del empleo: Esta información debe facilitarse, incluso para un período previsible.
  • Dirección de la empresa: lugar donde se encuentra el trabajador para el desempeño de sus funciones.
  • Descripción del puesto de trabajo u ocupación: describa en términos generales en qué consiste el puesto y cuáles son sus principales funciones y tareas.
  • Importe del salario inicial y prestaciones complementarias: Salario y cualquier pago adicional, por ejemplo, en Navidad o Año Nuevo.
  • Horario de trabajo: Duración y distribución de la jornada laboral diaria.
  • Ventajas: Duración del permiso.
  • Plazo de preaviso: plazo en el que debe rescindirse el contrato. Esto se aplica tanto al trabajador como al empresario.
  • Convenios colectivos: si procede.

Además, los contratos de trabajo suelen incluir un periodo de prueba durante el cual el trabajador debe demostrar su idoneidad para el puesto (aunque no es obligatorio). El empresario puede rescindir el contrato de trabajo antes de que finalice el periodo de prueba, pero sin consecuencias significativas (en particular, el trabajador no tiene que ser indemnizado).

Cabe señalar que el contrato de trabajo presupone una relación de subordinación, es decir, que el trabajador está subordinado al empresario para realizar determinadas actividades. Esta relación de subordinación, aunque no exclusiva, es característica de los contratos de trabajo (también pueden existir otras relaciones de subordinación).

Esto depende de la legislación del país. En España, por ejemplo, quienes pueden celebrar un contrato de trabajo son.

Quizás te interesa:Despido empleada de hogar sin contratoDespido empleada de hogar sin contrato
  • Mayores de 18 años.
  • Menores de 18 años legalmente independientes.
  • Personas de entre 16 y 17 años con el consentimiento de un tutor legal.
  • Extranjeros de acuerdo con la legislación vigente.

Los contratos de trabajo pueden clasificarse de distintas maneras.

  • Según su redacción, el contrato puede ser oral o escrito.

    • Oral: Los acuerdos entre trabajadores y empresarios se realizan oralmente. No hay documentación que avale esta relación. Esto crea un riesgo en caso de incumplimiento.
    • Escrito. Documentos en los que se detallan las condiciones de la relación laboral. En España, la ley exige la celebración de un contrato de trabajo en determinados casos.
  • Por duración: los contratos pueden ser indefinidos, de duración determinada o con funciones específicas.

    • Por plazo fijo: el contrato tiene una fecha de finalización fija, pero a menudo se renueva automáticamente o puede renovarse en determinadas condiciones.
    • Plazo indefinido: La fecha de finalización del contrato no está fijada y el contrato se extiende, en principio, durante un periodo que las partes consideran razonable.
    • Contrato de trabajo: El contrato es válido hasta la finalización de la obra o tarea correspondiente.
    • Contratos de duración determinada o temporales: Los contratos son de corta duración y se limitan a cubrir una necesidad temporal, por ejemplo, sustituir a trabajadores de baja por maternidad, picos de demanda en determinadas épocas del año, sustituir a trabajadores de baja, etc.

Supongamos que somos los propietarios de una empresa que fabrica bolsas de viaje. Buscamos un diseñador para trabajar en una nueva línea de bolsos y mochilas de uso diario. El contrato es indefinido, con un salario mensual de 2.000 dólares y un horario de trabajo de 8.30 a 17.30 horas, con una pausa de una hora para comer entre medias.

Si, tras un proceso de selección, se encuentra al candidato deseado, debe celebrarse un contrato de trabajo con las condiciones mencionadas para contratar a esa persona. En España, este contrato debe firmarse utilizando el modelo que puedes descargar en este enlace.

Quizás te interesa:Contrato de agencia ejemploContrato de agencia ejemplo

Un contrato es un acuerdo entre dos o más partes que establece sus derechos y obligaciones en un asunto. En cambio, el término "trabajo" puede referirse a una actividad realizada a cambio de una remuneración.

Un contrato de trabajo es, por tanto, un documento que regula la relación laboral entre un empresario y un trabajador. Un contrato de trabajo puede ser individual o colectivo.

Contrato individual de trabajo

Los contratos individuales de trabajo especifican detalladamente que una persona física (trabajador) se compromete a realizar determinadas tareas para una persona jurídica o física (empresario), estando a su cargo y subordinado a esta última. El empresario está entonces obligado a pagar una determinada remuneración por estas actividades.

Supongamos que un joven trabaja como empleado en una compañía telefónica. Antes de empezar a trabajar, el joven firma un contrato de trabajo con un representante de la empresa en el que se estipula que realizará tareas administrativas de 9.00 a 17.00 horas de lunes a viernes y que el empleador le pagará un salario bruto de 1 000 USD al mes.

La relación laboral termina cuando finaliza el contrato de trabajo. Este puede ser el caso si el empresario decide unilateralmente rescindir el contrato de trabajo, con o sin causa. En este caso, se despide al trabajador. Otra posibilidad es que la rescisión del contrato de trabajo extinga las obligaciones y derechos acordados.

Contratos de formación y aprendizaje

Como su nombre indica, el objetivo es realizar una formación remunerada durante un periodo de tiempo determinado; una de las principales condiciones es que la edad esté comprendida entre los 16 y los 25 años, aunque puede ampliarse hasta los 30 si la tasa de desempleo es inferior al 15%.

Contratos para aprendices

Permite a los trabajadores que hayan completado sus estudios en los cuatro años anteriores a la firma del contrato adquirir experiencia en una empresa durante un máximo de dos años a tiempo completo o parcial, percibiendo normalmente el 60% del salario de un empleado a tiempo completo.

Continúa en. Tipo nominal.

Si quieres conocer otros artículos parecidos a Definición de contrato de trabajo puedes visitar la categoría Contrato.

Resumen

José

¡Bienvenido a mi humilde blog! Soy José, empresario y novato escritor. Estudié ADE y después de años trabajando voy a intentar compartir mi conocimiento con todos vosotros. Si necesitas consejos y experiencias sobre este mundillo, no dudes en leerme.

Mas artículos:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir