Desmotivación en el trabajo

Desmotivación en el trabajo

La desmotivación en el lugar de trabajo es una amenaza constante para las organizaciones. Es una apatía progresiva o, en muchos casos, insatisfacción con el trabajo. Esto puede hacer que los empleados estén insatisfechos, menos motivados para trabajar y no rindan al máximo.

En España, al menos el 45,7% de la población activa está insatisfecha. Además, según Randstad, el 18,5% de los trabajadores en activo está buscando un nuevo empleo.

Por lo tanto, es importante que las empresas encuentren formas de motivar a los empleados desmotivados y promover a ambos.

¿Qué es la desmotivación en el trabajo?

Desmotivación en el trabajo

La desmotivación en el trabajo es un grave problema en las organizaciones, que se manifiesta en la falta de interés, compromiso e incluso frustración de los trabajadores.

¿Por qué se preocupan las empresas por la desmotivación en el trabajo? Porque está directamente relacionada con la productividad laboral. Si algunos empleados pierden la motivación y no dan lo mejor de sí mismos, no alcanzarán los objetivos laborales fijados.

Quizás te interesa:Prevención de riesgos laborales dibujosPrevención de riesgos laborales dibujos

La pérdida de motivación puede producirse en cualquier momento. Por lo tanto, es útil disponer de los medios de prevención necesarios, como encuestas para analizar el entorno de trabajo y comprender cómo se encuentra cada empleado. Los programas informáticos de encuestas permiten escuchar, informar y evaluar a todo el equipo.

¿Qué es un empleado desmotivado?

Un empleado motivado es aquel que acepta los objetivos y la filosofía de la empresa y se esfuerza por alcanzarlos.

Por tanto, es fácil reconocer a un empleado desmotivado. Es un empleado que no está dispuesto a hacer un esfuerzo adicional por la empresa, por sus compañeros o para alcanzar sus objetivos.

Un trabajador desmotivado no está comprometido, no quiere el trabajo o al menos no le hace ilusión y no quiere seguir haciéndolo. Hace lo mínimo para cumplir con su deber.

Los empleados desmotivados y el comportamiento desmotivado en el lugar de trabajo pueden reconocerse fácilmente por su actitud distante, fría y brusca hacia los demás compañeros. Esto repercute negativamente en el entorno laboral y crea un mal ambiente en la empresa.

Quizás te interesa:Tipos de excedencia voluntariaTipos de excedencia voluntaria

¿Es lunes y ya está pensando en el fin de semana? El domingo por la tarde es una pesadilla y ya estás pensando en empezar a trabajar y buscando excusas para no ir a trabajar.... Cuando llegas tarde repetidamente a la oficina... Enciendes el ordenador, ves una lista de correos electrónicos y no sabes por dónde empezar.... Cuidado, estás pasando por una fase en la que estás desmotivado en el trabajo....

Máster en Gestión de Recursos Humanos 4,0

Desmotivación en el trabajo

Para determinar la causa, primero hay que entender el comportamiento humano y saber en qué momentos una persona se frustra. Quiero ser mejor cocinera, mejor bailarina, mejor trabajadora ...... Tener objetivos nos mantiene en marcha y también nos motiva. Las personas motivadas hacen todo lo posible por alcanzar los objetivos que se marcan, pero en el caso del trabajo, estos objetivos también benefician a la empresa.

De este modo, se establece un proceso que el trabajador adopta mentalmente: "idea" -> "objetivación" -> "motivación" -> "ejecución". ¿Qué ocurre en el camino para que pierdan la motivación y no consigan sus objetivos? Veamos los principales acontecimientos que se han identificado como causas de desmotivación en el trabajo.

  • Estancamiento y falta de progreso: Es muy frecuente encontrar trabajadores que llevan años haciendo el mismo trabajo sin que se les asignen nuevas tareas, sin que se les cambie de puesto o sin que trabajen con otros equipos. Debido a la monotonía y a la falta de exposición a otras disciplinas, los empleados sienten que su desarrollo profesional se estanca y que no tienen nada más que ofrecer. Esta mentalidad obstaculiza el desarrollo de nuevas iniciativas e ideas.
  • Falta de comunicación y entendimiento con superiores y compañeros: Esta es probablemente la más común. Además de la falta de comunicación, el problema se agrava cuando la gente tiene miedo de lo que pueda decirse o de molestar a la otra persona. Cuando los directivos no escuchan ni valoran las opiniones de sus empleados, se crea un ambiente de inseguridad, los empleados no se sienten seguros para expresar sus opiniones y el silencio empeora la situación.
  • Recompensas económicas: Cuando entramos en una empresa, puede que no nos importe tanto, pero en lo primero que pensamos es en demostrar nuestra valía y hacerla tangible. Con el tiempo, sin embargo, asumimos que nuestro trabajo y esfuerzo se verán recompensados con un salario a final de mes. Una de las principales causas de las discrepancias y la insatisfacción salarial es que cuando entramos en una empresa se nos asignan una serie de tareas que debemos realizar, pero a medida que progresamos en la empresa se nos asignan más responsabilidades y la lista de tareas aumenta. Sin embargo, la remuneración de estas tareas no aumenta al mismo ritmo. Es el caso de los trabajadores que consideran injusto tener que dar más por menos y descuidan sus responsabilidades laborales o no muestran el mismo nivel de responsabilidad.
  • Falta de confianza y de acuerdo con la empresa y sus dirigentes: La desconfianza hacia los dirigentes es un problema importante, ya que supone una pérdida de respeto hacia ellos.  Es crucial que los trabajadores confíen en el liderazgo y la voluntad de sus jefes. De lo contrario, se sienten poco respetados por sus opiniones e instrucciones, y el trabajo que hay que hacer se desperdicia o va en contra de sus principios. La insatisfacción con la forma de hacer las cosas es otra causa de desmotivación. La satisfacción con los principios y métodos de trabajo de la organización es una de las claves para mantener la motivación.

La pérdida de motivación en el trabajo es un problema tanto para el empleado como para la empresa

Es especialmente importante que los empresarios comprendan que la desmotivación de los empleados tiene consecuencias empresariales inmediatas. Cuando los empleados no se sienten seguros en el trabajo, la productividad de una empresa puede disminuir hasta un 40%. Los empleados desmotivados son menos propensos a dar lo mejor de sí mismos, y sus malas actitudes pueden afectar al ambiente de trabajo de toda la empresa.

Así pues, la desmotivación en el trabajo no es sólo un problema de los trabajadores, los mandos intermedios, los directivos y los empresarios también pueden verse afectados y deben rendir cuentas. Por otra parte, es prácticamente imposible esperar que los empleados estén motivados al 100% las 24 horas del día, los 7 días de la semana. Los factores que afectan a la motivación incluyen factores relacionados con el trabajo, así como factores personales y motivaciones a las que todo el mundo se enfrenta en algún momento de su vida.

Si quieres conocer otros artículos parecidos a Desmotivación en el trabajo puedes visitar la categoría Trabajo.

Resumen

José

¡Bienvenido a mi humilde blog! Soy José, empresario y novato escritor. Estudié ADE y después de años trabajando voy a intentar compartir mi conocimiento con todos vosotros. Si necesitas consejos y experiencias sobre este mundillo, no dudes en leerme.

Mas artículos:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir