Dirección estratégica de la empresa

Dirección estratégica de la empresa

En tiempos inciertos e inestables, es importante encontrar un camino claro para su empresa. La gestión estratégica es la clave para alcanzar los objetivos empresariales, pero ¿qué es la gestión estratégica, por qué es importante, cuáles son sus fases y cuáles son las claves para alcanzar estos objetivos?

¿Qué es la gestión estratégica?

Dirección estratégica de la empresa

Cuando se habla de gestión estratégica, se hace referencia al proceso de formulación de una estrategia funcional que permita el desarrollo de una organización. En esencia, se trata de aumentar la competitividad estratégica y el rendimiento de una organización a través de la lealtad de los clientes. La gestión estratégica es, por tanto, la parte más importante de la gestión empresarial.

En este plan estratégico se contemplan cinco actividades básicas.

  • Ámbito o gama de actividades.
  • Competencia o dominio marcados.
  • Ventaja competitiva.
  • Efectos de sinergia y cooperación y
  • ¿Qué valor aportamos a nuestros clientes?

Establecer y aplicar una buena dirección estratégica no es tarea fácil. Implica acciones innovadoras y de valor añadido que tengan en cuenta la situación volátil y cambiante en la que se encuentra la empresa.

Claves de la gestión estratégica: misión, visión, valores y filosofía de la empresa

Toda gestión estratégica debe tener como objetivo hacer realidad la visión, la misión, la filosofía y los valores de la empresa y crear una propuesta de valor diferenciada para los clientes que se adapte a la situación del mercado y al entorno. La visión, la misión y los valores son estables y sostenibles en el tiempo. La estrategia debe ser flexible y aspirar a crear un valor sostenible para los clientes que esté en consonancia con los ODS.

Quizás te interesa:Dossier de empresa ejemploDossier de empresa ejemplo

Una de las tareas fundamentales en la gestión de una empresa es decidir hacia dónde debe dirigirse, lo que depende de la posición de la empresa en el mercado. Al mismo tiempo, también depende de factores externos para lograr este objetivo.

En este sentido, un elemento importante de la gestión estratégica es movilizar a las personas y los recursos, hacer que las cosas sucedan y actuar dentro de la organización. Con la movilización, pueden fijarse objetivos y los recursos pueden fluir en esa dirección.

La capacidad de diagnóstico es esencial para la gestión estratégica. Como líder, es importante plantearse una serie de preguntas y encontrar respuestas. Estas preguntas incluyen.

  • ¿Dónde mejora?
  • ¿Cuáles son nuestras mayores debilidades?
  • ¿Qué debemos mejorar?
  • ¿Cuáles son las oportunidades de negocio en el mercado?
  • ¿Cómo está posicionada nuestra empresa en el mercado? es una pregunta fundamental para la dirección y debe responderse en los indicadores de seguimiento.

A partir de este
es identificar las cuestiones que deben abordarse y determinar un planteamiento estratégico.
Enfoque estratégico

Por otra parte, el elemento medioambiental es muy importante y la dirección debe vigilar constantemente lo que ocurre en el país y en el sector productivo. Para ello, es aconsejable leer periódicos de información general y financiera y visitar las páginas web de la Bolsa, el Banco Central, el Ministerio de Hacienda y otras instituciones que se ocupan de los tipos de cambio, los impuestos y los precios del país. Esto le permitirá anticiparse y predecir determinadas situaciones que pueden afectar a su empresa.

Quizás te interesa:Que es la cadena de valor de una empresaQue es la cadena de valor de una empresa

Los directivos de éxito suelen fijarse objetivos extremadamente ambiciosos en su entusiasmo. Para evitarlo, es importante recordar que los recursos y las oportunidades para aplicarlos son limitados. Por tanto, no es sensato alcanzar objetivos a costa de someter a todo el equipo a tensiones, utilizar recursos inútiles o incurrir en responsabilidades innecesarias.

Por tanto, la relación entre objetivos y plazos debe centrarse en los elementos considerados prioritarios y ajustarse a la capacidad de producción de la organización. En última instancia, esto marcará la dirección de la organización para lograr lo que la dirección ha establecido como su propósito, misión y visión.

En otras palabras, es esencial que la dirección estratégica tenga en cuenta todos estos elementos.

En el libro "Dirección estratégica para organizaciones inteligentes" (2004) de la autora Lizette Brenes Bonilla, se analiza la evolución de la perspectiva estratégica de la organización, pasando de una perspectiva funcional, presupuestaria (ejecución) Destaca el paso de una visión a un futuro más abstracto, como las ventajas competitivas y la creación de planes creativos y flexibles.

Estos últimos retos condujeron al desarrollo de diversos métodos de gestión de la estrategia, como el control de gestión, los cuadros de mando integral y los mapas estratégicos. Ninguna de estas herramientas garantiza el éxito de la gestión, ya que una toma de decisiones adecuada es complementaria a las herramientas de planificación de la gestión.

También es importante señalar que sea cual sea el método utilizado.
Independientemente del método utilizado para la planificación estratégica y la gestión de la organización, es importante
y estratégica de la organización, debe estar bien ejecutada.
Esto requiere coherencia entre el mapa estratégico y la toma de decisiones cotidiana.
Esto se debe a que cuando se diseña el mapa y se toman decisiones dentro de él, las decisiones que se toman a diario son
se hacen en relación con factores que no tienen nada que ver con ella, entonces no tiene sentido construirla.
Entonces no tiene sentido construirlo.

En resumen, la estrategia
Conocimiento del medio, planificado, organizado, claro y eficaz.
Una gestión planificada, organizada, clara y responsable, y al mismo tiempo
Defender proactivamente lo que hay que mejorar para ser competitivos y lograr resultados en el mercado.
Demostrar competencia competitiva en el mercado y lograr resultados empresariales sobresalientes.

La capacidad de demostrar liderazgo y motivar a los demás, así como la atención a los recursos de que dispone la organización, le permitirán obtener resultados excepcionales en el mercado.

Si quieres conocer otros artículos parecidos a Dirección estratégica de la empresa puedes visitar la categoría Empresa.

Resumen

José

¡Bienvenido a mi humilde blog! Soy José, empresario y novato escritor. Estudié ADE y después de años trabajando voy a intentar compartir mi conocimiento con todos vosotros. Si necesitas consejos y experiencias sobre este mundillo, no dudes en leerme.

Mas artículos:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir