Ley de cooperativas andaluzas

Ley de cooperativas andaluzas

Descripción del producto

Esta publicación resume las disposiciones legales que afectan a las cooperativas andaluzas, con independencia de la forma en que alcancen los objetivos sociales establecidos en la Ley nº 2 de 1999 y su Ley modificadora nº 3.

Nosotros, Autonomía Sur, trabajamos para quien se lo merece.

En el ámbito de la actividad económica, la Ley 14/2011 de Cooperativas Andaluzas es, a nuestro juicio, el mejor instrumento jurídico en Andalucía, aunque todavía es mejorable.

Cuando asesoramos sobre la puesta en marcha de un nuevo proyecto, a menudo se nos plantean preguntas como éstas. ¿Por qué debo crear una cooperativa y no una sociedad de responsabilidad limitada o una sociedad anónima?

Estas son algunas de las claves que solemos sugerir como condiciones para decantarse por una cooperativa, sea cual sea su forma.

Quizás te interesa:Sociedad colectiva responsabilidad de los sociosSociedad colectiva responsabilidad de los socios

- No se exige un capital mínimo para su composición.

-

La asamblea general es el órgano supremo para decidir las intenciones de la empresa. Cada accionista tiene un voto, independientemente de la cantidad de capital social.

- No se requiere escritura pública y el acto de constitución es registrado por la administración. No obstante, quedan excluidas las aportaciones al capital social de bienes inmuebles.

- Los regímenes de la Seguridad Social son voluntarios y una persona puede optar por afiliarse al régimen general de la Seguridad Social, a un régimen especial de trabajadores autónomos o, en el caso de las cooperativas agrarias o pesqueras, a los regímenes especiales correspondientes durante un periodo ininterrumpido de al menos cinco años.

Quizás te interesa:Que es una sociedad colectivaQue es una sociedad colectiva

- Pagan un tipo reducido del impuesto de sociedades del 20% (15% en los dos primeros años del ejercicio), frente al tipo general del impuesto de sociedades del 30%.

- Sus acciones no se consideran valores y, por tanto, no cotizan en bolsa, pero pueden transferirse libremente.

La diferencia fundamental, sin embargo, es que el modelo cooperativo se basa en la concentración social y no en el capital, es decir, los fondos de los socios no influyen en ningún caso en las decisiones de la asamblea general.

Escrito por Fidel González Sampedro, Departamento Jurídico de COEXPHAL.

El Boletín Oficial de Andalucía (BOJA) publicó el 23 de septiembre el Decreto 123/2014, de 2 de septiembre, por el que se aprueba el Reglamento de la Ley 14/2011, de 23 de diciembre, de Cooperativas Andaluzas.

Esta norma desarrolla y aclara ampliamente las novedades introducidas por la Ley 14/2011, que aportan seguridad jurídica en el marco de nuestra actividad como cooperativas.

La nueva normativa da a las cooperativas más flexibilidad en su estructura, su funcionamiento y su interacción con las empresas asociadas no cooperativas. En general, las cooperativas están facultadas para tomar decisiones sobre muchas cuestiones que antes estaban restringidas por normativas más estrictas. Sin embargo, se ha reforzado el control sobre determinadas cuestiones, como las actividades financieras con cooperativistas y terceros.

Otra novedad es que, según las nuevas normas, el tipo de aportación al capital social puede elegirse libremente y puede ser total o parcialmente reembolsable, reembolsable o transferible, de modo que la aportación figure en el balance como "admisible" o "fondos propios".

El reglamento completa también el régimen de las "cooperativas de segunda y ulterior categoría" y el de los "grupos cooperativos", anticipándose al movimiento natural de concentración que deberán experimentar nuestras cooperativas agrarias en el futuro.

En octubre de 2014 se publicará una orden que obligará a las cooperativas a adaptar sus estatutos a la nueva normativa. La orden contiene información detallada sobre los procedimientos y plazos para este ajuste y la notificación correspondiente. Todo indica que las cooperativas agrarias dispondrán de 12 meses a partir de la fecha de la Orden para realizar los ajustes necesarios.

Ahora es el momento de que cada cooperativa considere qué cambios desea, qué directrices quiere adoptar y qué incidentes y problemas quiere abordar..... Ahora es el momento de reflexionar y debatir sobre el desarrollo organizativo y autorregulador de cada cooperativa para que pueda ocupar una posición más favorable en un mercado cada vez más competitivo.

El departamento jurídico de COEXPHAL le mantendrá informado sobre el proceso de adaptación del Código y las posibilidades de evaluación por parte de la cooperativa correspondiente.

Si quieres conocer otros artículos parecidos a Ley de cooperativas andaluzas puedes visitar la categoría Cooperativa Sociedad Colectivo.

Resumen

José

¡Bienvenido a mi humilde blog! Soy José, empresario y novato escritor. Estudié ADE y después de años trabajando voy a intentar compartir mi conocimiento con todos vosotros. Si necesitas consejos y experiencias sobre este mundillo, no dudes en leerme.

Mas artículos:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir