Que es un conflicto laboral

Que es un conflicto laboral

Estos conflictos se producen en el seno de una empresa y pueden deberse a diversos factores, como una comunicación deficiente, conflictos personales y acoso laboral.

Los conflictos laborales son parte integrante del funcionamiento de las empresas. Y aunque afectan al entorno de trabajo, si se resuelven positivamente, pueden dar lugar a una mejora de las operaciones y a un aumento de la productividad.

Otro punto importante es que el jefe de la unidad o empresa (el gerente) debe ser el responsable de resolver los conflictos. De este modo, no sólo es importante reforzar su capacidad de liderazgo, sino también crear un mejor entorno de trabajo en el que los empleados puedan desarrollar todo su potencial.

De lo contrario, la empresa puede perder o no atraer a trabajadores valiosos. Por lo tanto, es importante identificar y abordar rápidamente estas incoherencias.

Los conflictos laborales pueden dividirse en distintas categorías, que se describen a continuación.

Quizás te interesa:Ejemplos de conflictos laboralesEjemplos de conflictos laborales
  • Según la información facilitada por las partes interesadas.

    • Interpersonal: debido a conflictos con uno mismo. Esto puede deberse, por ejemplo, a la insatisfacción con el trabajo que se le ha asignado.
    • Interpersonal: entre dos o más personas, por ejemplo, por rivalidad.
    • Disputas intragrupo: Disputas dentro de un grupo, por ejemplo en una unidad empresarial, cuando los miembros no se ponen de acuerdo sobre el reparto del trabajo.
    • Intergrupo: desacuerdo entre miembros de distintos grupos de una organización. Por ejemplo, no poder decidir qué área debe responsabilizarse de una actividad concreta.
    • Colectivo: cuando los empleados no están de acuerdo con una decisión tomada por la dirección.
  • Según la causa del conflicto.

    • Relaciones: cuando hay falta de entendimiento entre compañeros.
    • Informativa: cuando existe una comunicación inadecuada, por ejemplo, sobre los objetivos que debe alcanzar el trabajador.
    • Estilo: cuando el método y la forma de composición de la obra no coinciden.
    • Objetivos: cuando no hay acuerdo o consenso sobre los objetivos que debe alcanzar la empresa. Por ejemplo, algunos trabajadores pueden sentirse muy presionados para alcanzar objetivos que se consideran demasiado exigentes.
    • Basado en el rol: cuando la posición del empleado dentro de la organización no está clara, es decir, en términos de las funciones que se espera que desempeñe.
    • Basada en valores: cuando la ética del empleado difiere de la de sus compañeros o de la ética de la empresa como organización.
  • Según este resultado.

    • Funcional: cuando el problema subyacente es un problema de organización. Por ejemplo, desacuerdos sobre cómo alcanzar los objetivos de ventas. Así, las diferencias pueden resolverse en beneficio de la empresa.
    • Disfuncional: sólo obstaculiza el desarrollo de la empresa. No tiene ningún trasfondo que mejore el funcionamiento de la empresa per se. Ejemplo: los empleados se pelean por asuntos personales.

Un ejemplo de conflicto laboral podría ser la contratación de un nuevo supervisor en un determinado departamento de una empresa. Entonces podría tratar de imponer su propia forma de trabajar y sus propios objetivos, que son diferentes de la forma a la que están acostumbrados los subordinados.

En estos casos, lo ideal es que el nuevo supervisor quiera mejorar la comunicación con su personal. De este modo, pueden llegar a un acuerdo para alcanzar los objetivos fijados por la dirección.

Quizás te interesa:Plazo para pagar indemnización por despido improcedentePlazo para pagar indemnización por despido improcedente

Este tipo de conflicto puede agravarse si, por ejemplo, un nuevo jefe intenta despedir a algunos de sus subordinados para contratar a alguien más cercano a él y más fiable. Esto puede provocar un gran descontento en las respectivas zonas.

Una de las prioridades de las empresas es gestionar y resolver los conflictos laborales. Es importante encontrar el equilibrio adecuado en el entorno de trabajo para aumentar la satisfacción y la motivación de los empleados al tiempo que se incrementa la productividad. De lo contrario, se crea un clima laboral negativo que, en última instancia, afecta a la salud física y mental de los trabajadores y perjudica el rendimiento de la organización.

¿Le interesa ampliar su formación en gestión de recursos humanos y prevención de conflictos en el lugar de trabajo? Un máster en Recursos Humanos y Resolución de Conflictos Laborales le proporcionará las competencias y habilidades que busca.

¿Qué son los conflictos laborales en las empresas?

Que es un conflicto laboral

Un conflicto laboral es una mala relación entre dos o más trabajadores de una misma empresa que afecta a las tareas que realizan dentro de la misma.

El conflicto en el trabajo puede manifestarse a través de discusiones y falta de confianza entre compañeros, pero siempre hay una causa que lo desencadena. ¿Y qué tienen en común estos enfrentamientos? Estas son las principales características de los conflictos laborales en las empresas.

  • La mayoría son frecuentes e inevitables.
  • Son perjudiciales porque causan dificultades en el trabajo y suponen un riesgo si no se manipulan adecuadamente.
  • Mientras los desacuerdos representen una oportunidad de mejora, pueden ser óptimos en ciertos casos y hasta cierto punto. Compartir perspectivas diferentes es una forma positiva de mejorar las habilidades sociales y la satisfacción laboral.

Cuando los conflictos surgen o se repiten en una organización, es necesario adoptar una serie de medidas de resolución de conflictos para garantizar el bienestar de los empleados y mantener la productividad.

Tipos y ejemplos de conflictos laborales

Para resolver los conflictos laborales, es importante conocer los tipos de conflictos y disputas que pueden producirse en el lugar de trabajo, a fin de evaluar si tienen una finalidad positiva o amenazan la salud y la productividad general de los trabajadores.

  • Conflictos funcionales. Si se resuelven, pueden traer prosperidad a la empresa. Por ejemplo, dos departamentos pueden discutir sobre la mejor manera de llevar a cabo un proceso concreto.
  • Conflictos disfuncionales Estos conflictos repercuten negativamente en los trabajadores y en la propia empresa, ya que impiden que ésta alcance sus objetivos. Por ejemplo, se producen conflictos entre dos departamentos de una misma empresa, cuyo orgullo y desacuerdos les alejan de sus objetivos.

Los tipos de conflictos laborales también pueden distinguirse en función de las personas implicadas.

  • Conflicto intrapersonal: lo experimentan los individuos que no están satisfechos con el trabajo y los objetivos que se les han asignado.
  • Conflicto interpersonal: es el que se produce entre distintos miembros de la organización. Un ejemplo: una persona tiene una opinión diferente a la de otro colega.
  • Conflictos intragrupo: Son conflictos relacionados con el trabajo que se producen cuando varios miembros de un mismo equipo están en desacuerdo. Por ejemplo, cuando un grupo necesita llevar a cabo un proyecto pero no está de acuerdo en la estrategia que debe aplicarse.
  • Conflicto intergrupal: Se trata de la misma dinámica que el conflicto anterior, pero en este caso se debate entre miembros de grupos diferentes.

Si quieres conocer otros artículos parecidos a Que es un conflicto laboral puedes visitar la categoría Trabajador Derecho.

Resumen

José

¡Bienvenido a mi humilde blog! Soy José, empresario y novato escritor. Estudié ADE y después de años trabajando voy a intentar compartir mi conocimiento con todos vosotros. Si necesitas consejos y experiencias sobre este mundillo, no dudes en leerme.

Mas artículos:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir